Cataratas

¿Qué es una catarata?

A medida que envejecemos, nuestros cuerpos pasan por un número de cambios naturales. Con el paso del tiempo, el ojo suele verse afectado por estos cambios y tiende a desarrollar afecciones que trastornan la calidad de la visión. El trastorno más común de la visión relacionado con la edad se conoce como catarata. Una afección que gradualmente impide una visión nítida.

A diferencia de la creencia popular, una catarata no es un tipo de “película” que se forma sobre la superficie de ojo. En realidad, una catarata es un cambio en la transparencia del cristalino; un enturbiamiento gradual que puede hacer que la visión resulte menos nítida con el paso del tiempo, hasta el punto de limitarla parcial o completamente.

En un ojo sano la luz penetra a través de la cornea, atraviesa el cristalino y se enfoca con precisión en la retina, creando una imagen nítida y clara. En un ojo afectado por catarata el cristalino se enturbia reduciendo la cantidad y calidad de luz que lo atraviesa. La imagen que llega a la retina es tenue, difusa y dispersa, produciendo una visión borrosa.

Por lo general las cataratas se desarrollan lentamente y sin dolor. De hecho, inicialmente es posible que ni siquiera se de uno cuenta de que la visión esta cambiando. Aún así, las cataratas pueden progresar hasta que eventualmente se experimente una perdida completa de la visión y ninguna medicina puede eliminarlas. El único procedimiento realmente eficaz para el problema de las cataratas, es la sustitución por una lente intraocular mediante cirugía.

¿Qué es una catarata?

A medida que envejecemos, nuestros cuerpos pasan por un número de cambios naturales. Con el paso del tiempo, el ojo suele verse afectado por estos cambios y tiende a desarrollar afecciones que trastornan la calidad de la visión. El trastorno más común de la visión relacionado con la edad se conoce como catarata. Una afección que gradualmente impide una visión nítida.

A diferencia de la creencia popular, una catarata no es un tipo de “película” que se forma sobre la superficie de ojo. En realidad, una catarata es un cambio en la transparencia del cristalino; un enturbiamiento gradual que puede hacer que la visión resulte menos nítida con el paso del tiempo, hasta el punto de limitarla parcial o completamente.

En un ojo sano la luz penetra a través de la cornea, atraviesa el cristalino y se enfoca con precisión en la retina, creando una imagen nítida y clara. En un ojo afectado por catarata el cristalino se enturbia reduciendo la cantidad y calidad de luz que lo atraviesa. La imagen que llega a la retina es tenue, difusa y dispersa, produciendo una visión borrosa.

Por lo general las cataratas se desarrollan lentamente y sin dolor. De hecho, inicialmente es posible que ni siquiera se de uno cuenta de que la visión esta cambiando. Aún así, las cataratas pueden progresar hasta que eventualmente se experimente una perdida completa de la visión y ninguna medicina puede eliminarlas. El único procedimiento realmente eficaz para el problema de las cataratas, es la sustitución por una lente intraocular mediante cirugía.

Corrección con dos tipos de lentes

Existen dos tipos de lentes para la sustitución del cristalino:

Lente Monofocal

Es una lente que, como bien indica, solo permite corregir el defecto visual en su visión lejana, siendo necesaria una gafa para la visión de cerca.

Lente Multifocal

Es una lente que nos aporta la capacidad para cambiar rápidamente de enfoque en todo el campo de visión, propiedad denominada acomodación, capacidad que perdemos con la edad. Puede proporcionar una visión de calidad de cerca, intermedia y de lejos con una mayor independencia de las gafas de cerca o progresivas. Así logramos una lente con potencial para ofrecer una “mejor calidad de imagen y mayor claridad”.

Corrección con dos tipos de lentes

Existen dos tipos de lentes para la sustitución del cristalino:

Lente Monofocal

Es una lente que, como bien indica, solo permite corregir el defecto visual en su visión lejana, siendo necesaria una gafa para la visión de cerca.

Lente Multifocal

Es una lente que nos aporta la capacidad para cambiar rápidamente de enfoque en todo el campo de visión, propiedad denominada acomodación, capacidad que perdemos con la edad. Puede proporcionar una visión de calidad de cerca, intermedia y de lejos con una mayor independencia de las gafas de cerca o progresivas. Así logramos una lente con potencial para ofrecer una “mejor calidad de imagen y mayor claridad”.